Sa Llimona se traspasa: Memorias de 30 años de 'pa amb oli'

| Palma |

Valorar:
Sa Llimona era conocido por ofrecer 'pa amb coses', una peculiar forma de ofrecer el 'pa amb oli' al gusto del comensal.

Sa Llimona era conocido por ofrecer 'pa amb coses', una peculiar forma de ofrecer el 'pa amb oli' al gusto del comensal.

El anuncio del traspaso de Sa Llimona ha generado un aluvión de reacciones entre los palmesanos que recuerdan los populares 'pa amb oli' de la barriada de Santa Catalina. El cierre de otro local histórico de Palma ha hecho que muchos usuarios de las redes sociales revivan con añoranza sus treinta años de historia.

Tomeu Mas, propietario del restaurante, explico este miércoles a Ultima Hora que «superados» por las condiciones actuales se han visto obligados a cerrar. «La situación hace que desistas, después de tantos años este es el resultado. Aún así, nos enorgullece haber sido una alternativa de gastronomía local a otros productos más internacionales», explicaba.

La historia del emblemático local de Palma que ofrecía 'pa amb coses', una forma de hacer el 'pa amb oli' al gusto del comensal, se remonta a 1991 cuando abrieron su primer restaurante en la calle Fábrica. Allí Tomeu, junto a su socio Tito, empezaron su andadura en la restauración palmesana, años más tarde traspasaron el negocio al actual local de la calle Sant Magí y sus caminos profesionales se separaron. Mas ha seguido al frente del establecimiento hasta que este miércoles colgaron el cartel de se traspasa.

El primer equipo que abrió Sa Llimona en la calle Fábrica: Tomeu, Cristina, Aina y Tito.

En las últimas horas, las redes sociales se han llenado de comentarios de apoyo y recuerdos de todos aquellos que algún día pasaron por las mesas del conocido restaurante de Ciutat. Tanto es así que publicación de esta noticia en la página de Facebook de este periódico acumula más de mil reacciones y cientos de comentarios.

«Fue mi primera cena como amigos con la que ahora es mi compañera de travesías y la mujer más importante de mi vida. Como no pudo ser de otra manera, al salir del local y, entre cerveza y cerveza, acabamos cerrando todos los bares de la zona», recuerda Jesus Coll. Pero no es único que ha revivido buenos momentos, la lectora Victòria Sancho dice: «Qué lástima. Qué buenos recuerdos de pan con cosas y risas alrededor una mesa ... mucha templanza y ánimos».

Muchos otros son los que aseguran sentir «pena» por el posible cierre del popular local de Santa Catalina. Otros muchos afirman que eran sus 'pa amb oli' «preferidos» y mandan un mensaje de ánimo a los propietarios del negocio.

Un cartel de se traspasa que encogió el corazón de muchos. Palma pierde otro de sus históricos locales. Pero para todos aquellos que disfrutaron de su 'pa amb coses' quedan los recuerdos.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.