La importancia de los setos naturales

| Palma |

Valorar:
preload
Los setos vegetales protegen de la erosión y aportan beneficios al medio ambiente

Los setos vegetales protegen de la erosión y aportan beneficios al medio ambiente

Los setos naturales vegetales (bardisses) son muy importantes para el ecosistema de fora vila. Son separaciones vegetales entre parcelas o entre recintos que tienen una función muy positiva protegiendo y aportando muchos beneficios al medio. De ahí su importancia y necesidad de conservarlos. Aportan beneficios paisajísticos, de atracción de pájaros (refugio, fuente de alimento o anidar); protegen contra la erosión, tanto de la tierra como la provocada por el viento o por la lluvia. También hacen funciones de cortavientos –ésta muy importante – al ser un freno al impulso del viento, y de atracción de la fauna auxiliar Dentro de las bardisses se pueden refugiar insectos que tienen control directo de las plagas que pueden dañar a los cultivos y que son atrayentes de polinizadores (las abejas, entre otros).

Otra de las funciones importantes es como barrera para cercar el ganado. Así lo explica Antonio Orengo, técnico agrícola de Gandía y profesor del módulo agrario, además de apasionado de la botánica, que ha impartido un curso organizado por la Associació de productors d’Agricultura Ecològica de Mallorca (Apaema) sobre la importancia de estos setos naturales en el medio.

Orengo explica que como especies para hacer de seto sirven prácticamente todos los arbustos o plantas que estamos acostumbrados a ver por nuestros campos. Muchas de ellas nacen espontáneamente, son frondosas, tienen una altura adecuada y dejan pasar el aire. Dice Orengo que es conveniente que una bardissa combine plantas de leña con otra más bajas y enredadera. El técnico pone como buenos ejemplos los ullastres , mata, encina, aladern , algarrobo, cirerer del pastor, laurel, adelfas, granador, membrillero, entre muchos otros. Es decir, «todas las plantas que nacen en la isla de forma espontánea son interesantes», explica. Tradicionalment, los setos se han levantado a partir de ciprés, la tulla o el entorchado, que cumplen con la protección del viento pero aportan poca diversidad, sobretodo los dos primeros.

El técnico agrícola, durante el curso que impartió en la Isla.

El profesor Orengo incide en la necesidad de controlar estas bardisses naturales, pero nunca eliminarlas, por ejemplo, quemándolas. «La quema es un error recurrente y nocivo porque con ello se están perdiendo recursos y fertilidad. El objetivo es convivir y servirnos de ellas, por lo que debemos fomentar su presencia». Tambien alertó de especies utilizadas en setos que pueden ser grandes invasoras: ricí, ipomoea de jardín, agave, higuera chumba, caña de torrente y otras.

Los participantes al curso se mostraron muy interesados con las indicaciones aportadas por Antonio Orengo para preservar la flora y la fauna autóctonas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.