0

Ana Morgade acudió este sábado con un look muy reivindicativo en la alfombra verde de la Seminci, la Semana Internacional de Cine de Valladolid. La humorista escogió para el evento nada más y nada menos que un portatrajes, un estilismo que ella misma ha explicado en sus redes sociales.

«Durante días sufrí pensando que llevar a la alfombra de Seminci, porque siempre me sucede lo mismo: en los showrroms casi nunca puedo ponerme lo que me gusta, tengo que ponerme lo que me abrocha. No tengo un cuerpo de talla standard, por supuesto no soy modelo, y no me es fácil encontrar un vestido que no me haga sentir terriblemente mal hecha», ha escrito en Instagram.

Y es que, tal y como añade: «Durante muchos años he salido a posar con ropa que no me encajaba muy bien, aterrada, pensando que es mi cuerpo el equivocado. Pero no, era mi actitud la errónea. Mi cuerpo es perfecto para lo que soy y a lo que me dedico: la comedia».

La catalana, que se convirtió en madre de su primer hijo en el mes de marzo, ha señalado que tiene una relación complicada con su cuerpo pero que intenta mejorar su autoestima día a día: «No puedo cambiar qué se considera un cuerpo aceptable o no, y mucho menos cambiar mi autoestima de un día para otro, y mi relación más o menos despiadada con mi cuerpo».

Así que, cansada de todos los estereotipos y los corsés sociales, decidió escoger la opción que le resultaba más cómoda: «Dándole vueltas de madrugada, rumiando qué lucir esta vez, pensé: si es que me queda mejor la bolsa que el traje… Aquí me tienen, señoras. Orgullosa y feliz, con un traje que no me aprieta, no me tira, no me asusta, y representa lo que soy, mejor o peor: una comediante. Y saben qué? Es la primera vez que no me apetece ponerle filtros a la foto».

La publicación ya supera los 30 mil 'me gusta' y ha recibido una gran cantidad de comentarios como el de la cantante Rosa López: «Me parece genial, cómoda, aceptada y sin preocupaciones por no poder comer un canapé».