Previous Next
0

En la galería Fran Reus, llena de amantes del arte, críticos, artistas y amigos, Andrés Planas presentó Wunderkammer, título de la exposición que alude a los gabinetes de arte y curiosidades que proliferaron en Europa a partir del s. XVI siendo predecesores de los actuales museos antropológicos.

Ficción, autobiografía y burla destacan en el "objet-trouvé", objeto relicario, o en las quimeras de intrincada simbología, oculta, pensada y trabajada intelectualmente. Ensoñación, asombro y admiración es lo que provocaron en el público.