Imagen de archivo de una para de taxis en Manacor. | Archivo

8

La Policía Nacional auxilió el miércoles en Manacor a la conductora de un taxi que quedó atrapada con el cinturón de seguridad de su vehículo mientras seguía en marcha. Dos agentes del cuerpo policial que realizaban tareas propias de su cargo de prevención y seguridad en el centro de la ciudad mallorquina vieron un taxi dispuesto a recoger a dos personas, ha detallado la Policía Nacional en una nota.

Cuando la conductora del taxi trató de bajar del vehículo para ayudar a los dos pasajeros, que eran personas mayores, se quedó enganchada y atrapada con el cinturón de seguridad. Desde la Policía han apuntado que, al tratarse de un vehículo automático, al no haber accionado el freno de estacionamiento y con la palanca de cambios con la marcha activa, el vehículo continuó la marcha.

Por ello, en ese momento, los agentes acudieron al vehículo para accionar el freno y ayudaron a la mujer.