En la imagen, Sebastián Femenías, que falleció tras una brutal agresión a las puertas de la discoteca.

39

Avanza la investigación sobre el homicidio de Cala Major. Agentes del Grupo de Homicidios ya tienen identificado al autor material que asestó la patada mortal en el cuello a Sebastián Femenías, de 34 años, en las escaleras de la discoteca Rockerfeller’s la madrugada de Sant Joan.

Los policías cuentan con la descripción del agresor aportada por varios testigos que presenciaron el ataque. Con ese dato y algunos más que han ido recopilando los investigadores durante las últimas horas habrían estrechado el cerco sobre el sospechoso y no se descarta que en las próximas horas se pueda proceder a su detención.

Noticias relacionadas

El pasado lunes, antes de que se conociera el fallecimiento de Sebastián, un prestigioso letrado de la Isla, mantuvo contactos con los máximos responsables del Grupo de Homicidios para establecer una posible entrega pactada del sospechoso. Unas horas más tarde, trascendió a la luz pública la noticia del fallecimiento de la víctima en la UCI de Son Espases. Fue entonces cuando se rompió todo tipo de comunicación del sospechoso con su defensa, quien comunicó a los agentes responsables del caso que había quedada frustrada la vía de entrega.

A partir de ese instante, la Policía Nacional lanza una ofensiva para tratar de localizar y detener al acusado, al que le pueden caer más de 15 años de prisión. Los hechos ocurrieron poco antes de la madrugada de San Juan, en el Camí de Cala Major, cuando la víctima estaba sentada en las escaleras y se le acercó otro varón que, sin mediar palabra, le propinó una violenta patada a la altura del cuello. El herido se desplomó y comenzó a convulsionar, entrando en parada cardiorrespiratoria.

Actuación policial

La Policía Nacional y la Policía Local fueron alertadas de la violenta agresión y todas las patrullas disponibles se dirigieron hacia esa dirección, al igual que dos ambulancias. Los equipos de emergencias consiguieron remontar la crítica situación, pero minutos después el joven volvió a entrar en parada y no reaccionaba. De nuevo le practicaron técnicas de reanimación y consiguieron recuperarlo por segunda vez. A partir de ese momento se montó un dispositivo especial para trasladar al herido hasta Son Espases en el menor tiempo posible, ya que se temía seriamente por su vida. Nada más ingresar, fue atendido en la UCI donde permaneció hasta su fallecimiento.