Captura del vídeo que fue difundido por internet. | C.N.P.

19

Los juzgados de Palma acogerán este lunes un juicio a un ciudadano por grabar un vídeo que se hizo viral en Youtube cuando los agentes entraron en un piso de la capital balear en el que se celebraba una fiesta en pleno estado de alarma en mayo de 2020. La Confederación Española de la Policía (CEP) ha informado de la celebración de este juicio después de que en octubre pasado no se llegara a un acuerdo entre las partes enfrentadas. La Fiscalía y la acusación particular, que representa a los agentes implicados en esta historia, solicita para el acusado una pena 3 años de prisión por los presuntos delitos de desobediencia, injurias y calumnias y contra la intimidad.

El Ministerio Público reclama para el procesado una indemnización de 3.000 euros y los funcionarios, 4.000 euros. Los hechos tuvieron lugar el domingo 8 de mayo de 2020 (durante el estado de alarma y con restricciones en vigor) cuando un ciudadano llamó a la Policía Nacional para denunciar que un vecino estaba celebrando una fiesta en un piso en la que participaban varias personas. Los agentes se personaron en la vivienda y entraron. Una de las personas que estaban en el piso, que se identificó como abogado, les grabó y difundió las imágenes en Youtube.

Apoyo policial

La CEP, personada en esta causa, afirma que los policías actuaron «en todo momento» conforme a la legalidad y contaron con el consentimiento del propietario y residente habitual del piso para entrar en el piso. La CEP, con su portavoz David Pola al frente, interpuso una denuncia contra la persona que grabó el vídeo para proteger el honor y la imagen de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía y de la propia institución policial.