El piso donde se ejercía la prostitución está ubicado en Son Gotleu. | Alejandro Sepúlveda

7

Sin descanso y explotadas laboralmente. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a una mujer, de 38 años y nacionalidad china, acusada de obligar a varias chicas a ejercer la prostitución y dar masajes de índole sexual durante las 24 horas en un piso de Palma. Se le acusa de un presunto delito de favorecimiento de la inmigración ilegal y contra los derechos de los trabajadores.

A través de una información confidencial, el Grupo I de la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional, tuvo conocimiento de que en un domicilio próximo al barrio de Son Gotleu se pudiera estar produciéndose un delito relativo a la prostitución, ya que se ofrecían servicios de masajes y de índole sexual. Acto seguido, los funcionarios policiales procedieron a realizar una inspección en el citado inmueble donde se pudo comprobar que allí se ofrecían servicios de masajes y servicios de prostitución, identificando a varias ciudadanas de origen chino, todas ellas en situación irregular en España.

Tras algunas pesquisas policiales también se constató que la 'madame' tenía a varias mujeres trabajando durante las 24 horas al día ejerciendo la prostitución y obligaba a las jóvenes a aceptar cualquier tipo de proposiciones de los clientes. Al margen de ello, tenía a una de ellas trabajando unas diez horas al día como empleada interna realizando tareas de limpieza, compra de enseres, elaboración de la comida etc... por la cantidad de 10 euros diarios. La 'madame' se aprovechaba de la grave situación de vulnerabilidad de la víctima al encontrarse en situación irregular y no poder trabajar de forma legal.

Por estos hechos descritos se procedió a la detención de la presunta autora por un delito relativo a la prostitución, favorecimiento de la inmigración ilegal y contra los derechos de los trabajadores, tramitándose atestado policial y siendo remitido al juzgado de guardia.