Imagen del alijo descargado en el puerto tras la incautación. | Policía Nacional

2

Una investigación policial llevada a cabo por los Grupos I y II de Estupefacientes de la Policía Nacional de Palma y la Agencia Tributaria ha permitido interceptar en aguas de Cartagena un velero con 4.700 kilos de hachís. De momento hay dos tripulantes de nacionalidad búlgara detenidos, y uno de ellos ya ha sido arrestado en otras ocasiones en Baleares. La banda traficaba entre Mallorca e Ibiza. El velero Floriana se encontraba a 67 millas de la localidad murciana de Cartagena cuando fue abordado por los investigadores, el pasado 30 de noviembre. El apoyo de los medios aéreos del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) fue clave. Fue entonces cuando el patrullero Abanto, de la Agencia Tributaria, abordó a la otra embarcación y se encontraron los fardos.

El registro fue autorizado por el Juzgado de Instrucción número 3 de Eivissa y en su interior se encontraron 139 fardos con 4.760 kilos de hachís, una de las mayores incautaciones de los últimos años relacionadas directamente con Baleares. Los narcos cambiaron el nombre y el pabellón de la nave para intentar eludir los controles policiales. Se trata de la misma organización que el año pasado cayó con un alijo de más de cuatro toneladas de esta misma sustancia estupefaciente.