Fachada de la Audiencia Provincial de Palma | Redacción Sucesos

0

La Fiscalía pide 8 años de cárcel a un hombre de 30 años y una multa de 15.000 euros por los daños morales causados a una mujer con la que vivía en un piso de Palma junto a más personas y a quien presuntamente violó varias veces mientras dormía profundamente tras tomar medicación para conciliar el sueño. La Audiencia Provincial acoge este martes el juicio a P.D., un ciudadano serbio de 30 años que vivía ese verano en un piso de la calle Ibiza de Palma con seis personas más.

Según la acusación pública, en la noche del 17 de julio de 2018, el acusado aprovechó que la mujer, que también vivía temporalmente en esta casa, dormía profundamente tras ingerir una pastilla para descansar. El acusado se metió en su cama, le tocó varias veces en sus partes íntimas y la penetró en varias ocasiones. Cuando la mujer se despertó, le echó de la cama y el presunto violador huyó de la casa, si bien fue perseguido por los compañeros de piso. Finalmente fue arrestado por la Guardia Civil. Para el fiscal los hechos son constitutivos de un delito de abuso sexual con acceso carnal vía vaginal.