La Policía Nacional ha procedido a la detención de la agresora. | Eloy Alonso

4

La Policía Nacional ha detenido a una mujer en Sevilla acusada de arrancar y comerse dos dedos de su compañera de piso, a la que también intentó abrirle el abdomen para extraerle las vísceras, en un caso que parece estar relacionado con una práctica de canibalismo y brujería.

Según adelantó Diario de Sevilla y han confirmado fuentes policiales, el suceso se produjo el pasado sábado en una vivienda del Polígono Norte de la capital andaluza.

Sobre las 18.00 horas, la Policía Nacional fue avisada de que se estaba produciendo una pelea y había gritos en una vivienda y cuando llegaron los agentes se encontraron en el suelo a una mujer sobre otra que sangraba abundantemente. En la casa también se encontraba la hija de seis años de la presunta agresora, que fue testigo de los hechos.

La detenida es una mujer de 45 años de nacionalidad keniata, mientras que la víctima tiene 48 y es congoleña. La Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía de Sevilla investiga los hechos.