La rápida actuación de las emergencias evitó un desastre aun mayor. | A. Sepúlveda

2

La Guardia Civil del cuartel de Santanyí ha abierto una investigación para aclarar si el fuego en el puerto de Portopetro, que se ha saldado con dos barcos calcinados y otros cinco afectados, fue intencionado o accidental.

Noticias relacionadas

De momento, en una primera estimación, los investigadores calculan que los daños materiales superan los 100.000 euros, pero se trata tan solo de una aproximación inicial y la cantidad podría ser muy superior. Los agentes están hablando con los responsables del puerto y los vecinos de la zona, para comprobar si en la noche de este martes detectaron algo extraño.

El puerto sigue cerrado y con barreras anticontaminación desplegadas, aunque no se han detectado fugas de combustible en el mar. Fuentes de Ports de Balears (PortsIB) han apuntado que gracias a la rápida actuación de los servicios de emergencias, entre ellos Bombers de Mallorca, Salvamento Marítimo y Protección Civil, se ha podido evitar un desastre mayor.