1

Agentes de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía en Maó investigan la aparición de la mitad de un cuerpo humano, un hombre con toda seguridad, el pasado jueves en las rocas de la Cala en Cavaller, en un lugar muy poco transitado, entre Es Grau y Favaritx, en Menorca.

Fue personal del Ibanat que realizaba funciones de limpieza el que advirtió los restos de una persona en la cala. Se trataba de la parte inferior del cuerpo de un varón, desde el tronco hasta los pies, que estaba boca abajo.

Los resultados preliminares de la autopsia que se le ha practicado este lunes confirman que se trata de un hombre que llevaba en el agua al menos cuatro meses. Portaba un chandal que le cubría las piernas y se advertía con claridad el desgarro sufrido en el tronco.

La primera hipótesis que se baraja es que puede tratarse de un migrante que hubiera caído al mar durante la travesía propiciando que alguno o varios depredadores, posteriormente, cuando ya se había ahogado, hubieran abordado el cuerpo.