La Policía Nacional ha realizado las detenciones. | Europa Press

0

Una denuncia presentada en Palma ha llevado a la Policía Nacional a detener en Reus (Tarragona) a cinco presuntos estafadores que alquilaban apartamentos inexistentes y a dos más que usaron la documentación personal proporcionada por las víctimas para usurparles la identidad y obtener así 19.000 euros en créditos al consumo.

El grupo de los cinco hombres operaba en Reus, Miami Platja y Mont-roig del Camp (Tarragona) y anunciaba viviendas turísticas para alquilar a un precio mucho más bajo que el de mercado en conocidas páginas web.

De este modo, captaron al menos a 65 víctimas de distintos puntos de España, concentrados sobre todo en Andalucía, Canarias, Baleares y Galicia, a los que pedían una paga y señal con un límite máximo de 400 euros.

La Policía Nacional apunta que con este tope se califica como delito leve y la intención de los detenidos sería eludir un castigo penal mayor.

Además del dinero estafado, los detenidos también utilizaron, presuntamente, la documentación personal proporcionada por las víctimas para otros usos fraudulentos, tal y como se descubrió gracias a una denuncia en Palma de Mallorca.

A la víctima le usurparon la identidad y consiguieron así 15.000 euros en créditos al consumo, aunque la denuncia se amplió porque consiguieron 4.000 euros más en otra entidad financiera.

Para dificultar el rastreo del dinero obtenido y el bloqueo de las cuentas, los estafadores lo traspasaban de una cuanta a otra y a nombre de diferentes sociedades mercantiles.

Finalmente, los investigadores han detenido a dos vecinos de Reus como presuntos autores de un delito de estafa, usurpación de estado civil y pertenencia a grupo criminal.