Los dos acusados admitieron los hechos en un juzgado de Vía Alemania. | A. Sepúlveda

3

Dos jóvenes aceptaron este viernes una condena de dos años de prisión cada uno tras reconocer ser los autores de una oleada de robos en Peguera, Calvià, en verano de 2020.

Los procesados se declararon culpables de un delito continuado de robo con fuerza y, uno de ellos, además también admitió ser el autor de uno leve de estafa. Ambos no entrarán en prisión al quedar la pena suspendida.

La primera fechoría la cometieron el 30 de julio de 2020. Violentaron la puerta de un restaurante y se apoderaron de 200 euros de la caja registradora. Los días 1 y 3 en un local de tapas robaron 500 euros en efectivo, un iPad, un iPhone, un ordenador Macbook, utensilios de cocina y ropa. Uno de los delincuentes haciendo uso de la cuenta de Amazon del dueño del local, desde el iPad realizó diversas compras.

El 27 de agosto se desmelenaron. Y en un local se hicieron con dos guitarras, una caja de micrófonos, botellas de licores y dos botes de garbanzos. Dos días después volvieron a delinquir.

Este viernes admitieron los hechos ante la juez. Sus defensas alcanzaron un acuerdo de conformidad con la representante del ministerio fiscal para rebajar la pena inicialmente solicitada. Se apreció el atenuante parcial del daño.

Así, cada uno aceptó dos años de prisión. Además el joven que utilizó la cuenta de Amazon de uno de los perjudicados tendrá que pagar una multa de 150 euros. La pena de prisión quedó suspendida por un plazo de tres años.