Los robos se produjeron en un edificio de la calle Joan Alcover de Palma. | A. Sepúlveda

8

La Policía Nacional desarticula la 'banda del trastero' y detiene a dos de sus principales integrantes. Agentes del Grupo de Investigación Centro procedieron a la detención de dos delincuentes, españoles y con numerosos antecedentes policiales, por robar a un conocido abogado penalista de Palma, una jueza y a una treintena de vecinos más.

Los vecinos de un edificio de la calle Joan Alcover de Palma fueron víctimas de una oleada de robos en los trasteros del aparcamiento subterráneo desde principios del pasado mes de abril. Un total de 27 trasteros fueron forzados, algunos de ellos en repetidas ocasiones. La mañana del día 6 sufrieron el primer golpe. Los delincuentes accedieron a través de la puerta del párking y sustrajeron una bicicleta de carretera, valorada en 1.000 euros, entre otros efectos. Cinco días más tarde regresaron al lugar, fracturaron la ventanilla de un coche y se llevaron auriculares inalámbricos y los mandos del aparcamiento.

Una semana después, abrieron con los mandos la puerta principal para volver a forzar los trasteros. En esa ocasión se apoderaron de un kayak, de 300 euros, y tres cajas de vinos. «Nos sentimos desprotegidos», lamentaba uno de los vecinos del inmueble.

Tras varios días de investigación, los policías lograron identificar a los ladrones a través de las cámaras de seguridad, montaron un amplio dispositivo y lograron detener a los sospechosos.

Noticias relacionadas

A través de las imágenes de seguridad los investigadores pudieron comprobar la brutalidad y fuerza ejercida durante los robos. Los delincuentes, con un extintor, también reventaron el coche de una jueza de instrucción de Palma.

Según fuentes próximas al caso al que ha tenido acceso Ultima Hora los ladrones son dos presos del CIS que sólo acudían a dormir a la cárcel y que tenían el día libre. Durante estos permisos se dedicaban a dar 'palos' y, acto seguido, se dirigían al poblado de Son Banya para vender el género sustraído en el mercado negro y comprar droga.