El perfil ‘Infieles Mallorca’ envía privados a las novias de los presuntos adúlteros provocando rupturas. | Instagram

22

«Somos una cuenta creada con la intención de capturar infieles, pasarlo bien, reírnos y quedarnos así (icono de sorprendido)». Esta es la carta de presentación de un perfil de Instagram creado específicamente para destapar a jóvenes infieles y adúlteros. Bajo el título de ‘Infieles Mallorca’, esta plataforma se dedica a la publicación de fotografías, sin consentimiento de sus protagonistas, en los que dejan entrever posibles infidelidades.

En una primera remesa, los administradores de la cuenta, publicaron más de una docena de fotografías de jóvenes de Mallorca. De forma paralela, desde el perfil y mediante mensajes privados, contactan con las novias de los chicos y les comunican las infidelidades de sus amados. Es más, ofrecen detalles con características físicas y presumen de disponer de fotografías de los chicos desnudos.

Está previsto que en los próximo días, así lo anuncian en las redes, se publique una remesa de chicas infieles.

Algunos de los afectados no han dudado en poner el caso en manos de sus abogados al entender que se trata de una intromisión en sus vidas privadas. Según los expertos consultados, nos encontramos ante un claro caso que atenta contra intimidad de las personas. La revelación de secretos es un delito que está contemplado en el Código Penal. El espíritu de la ley es la de proteger y a castigar los accesos sin consentimiento, las injerencias producidas de los aspectos más íntimos de las personas. «Las imágenes obtenidas sin consentimiento de la víctima ni para su tenencia ni para su divulgación entonces se castiga de dos a cinco años de prisión», refleja la legislación vigente.

«No hay derecho. Se han puesto en contacto con mi novia contándole falsedades y calumnias. La relación está rota y no pienso parar. Llegaré hasta el final y que los administradores de la cuenta se sienten en el banquillo y paguen por ello», apunta una víctima.

Otros de los afectados interpondrán las correspondientes denuncias ante la Policía Nacional para tratar de localizar al titular del perfil.