El equipo ROCA de la Guardia Civil montó un operativo y dio con los dos sospechosos.

6

La Guardia Civil investiga a dos personas, de 47 y 42 años, como presuntos autores del robo de 200 kilos de fresas en distintas explotaciones de Sa Pobla. El destino de la fruta sería la venta ambulante.

Agentes del equipo ROCA de la Benemérita, dedicados a la investigación de delitos ocurridos en zonas rurales, recibieron varias denuncias avisando del robo de fresas a finales de enero.

Tras el eviso se estableció un operativo que dio como resultado la invesgación de dos personas, un hombre y una mujer, que accedían a las fincas por la noche y cortaban la valla para acceder al interior. Una vez dentro recolectaban con rapidez el fruto y se marchaban en un vehículo.

Días antes de su identificación fueron sorprendidos por el propietario de una explotación y se marcharon a la carrera, dejando en el suelo 40 kilos de fresas abandonadas.