Imagen de archivo de una de las estaciones de ITV de Palma. | Archivo

25

Intentar engañar con la fecha de validez de la ITV puede salir caro. Un hombre, de nacionalidad española, se enfrenta a un año de prisión y al pago de una multa de 2.700 euros por modificar la tarjeta de inspección técnica de su vehículo. El varón fue descubierto en un control rutinario de la Guardia Civil en una carretera de la Isla en octubre de 2018.

El imputado, de 30 años de edad, se sentará próximamente en el banquillo de los acusados en una sala de lo Penal de Vía Alemania de Palma por un delito de falsificación de documento oficial.

Control

Según relata el ministerio público en su escrito de acusación, los hechos se remontan a las 19.50 horas del 7 de octubre. Una patrulla de la Benemérita observó como el vehículo que conducía el hombre no llevaba la pegatina de la ITV que muestra que el coche ha pasado la preceptiva inspección con resultado positivo. Al no ver el adhesivo y cuestionado por ello, el imputado mostró a los agentes la tarjeta que portaba en el interior del vehículo.

En ella el hombre, según sostiene la Fiscalía, modificó las fechas figurando como validez de la inspección del 21 de mayo de 2016 a mayo de 2017. Se comprobó que el coche había pasado por última vez la ITV en mayo de 2015 y caducaba dicho examen un año después, en 2016. Por ello fue denunciado.

Ahora, algo más de dos años después, el acusado será juzgado en un juzgado de Palma en las próximas semanas por ser autor de un delito de falsificación de documento oficial. Piden para él un año de cárcel y que abone una multa de 2.700 euros.