La Policía Nacional procedió a la detención de los sospechosos. | M. À. Cañellas

10

Dos chicos, de nacionalidad marroquí, se enfrentan a una pena de cinco años de cárcel cada uno por un par de robos en restaurantes llevados a cabo en noviembre pasado en Palma.

Los acusados, de apenas 18 años, también lo intentaron en un tercer establecimiento, pero fueron descubiertos por la Policía Nacional y arrestados. Desde entonces, el 25 de noviembre, se encuentran en prisión preventiva. La próxima semana serán juzgados en una sala de lo Penal de Vía Alemania.

El primer robo, tal y como relata la Fiscalía en su escrito de acusación, se remonta a la madrugada del 6 de noviembre de 2020. Ambos accedieron a un local de Cala Major tras romper la puerta trasera. Una vez en el interior se hicieron con un dron valorado en 1100 euros y cuarenta euros en efectivo. Tres días más tarde eligieron un establecimiento de la avenida Joan Miró. En esta ocasión violentaron una ventana para acceder. El botín fue menor, sólo 20 euros. Esta vez esperaron unos días para volver a la carga. Según el ministerio público el 25 de noviembre, intentaron entrar en restaurante en la calle Cotoner. La policía los sorprendió y los arrestó.