Previous Next
22

La finca Son Guardiola, un apacible agroturismo situado en la carretera de Llucmajor a s’Estanyol, ha amanecido la mañana de este jueves con una matanza de ovejas. Dos pastores alemanes se han colado en el recinto y han provocado la muerte de cerca de una decena de ovejas. Los propietarios del establecimiento han encontrado más ganado herido a lo largo del día y desconocen si hay más animales afectados.

El dueño del agroturismo se ha percatado de lo ocurrido cuando se ha despertado alrededor de las siete de la mañana. Los dos pastores alemanes han salido corriendo al ver al hombre. «Son dos fieras. No sabemos por dónde han entrado, pero han roto una rejilla que da al campo», explica Maria Simó, propietaria de la finca.

«No sabemos de quiénes son los dos pastores alemanes. La policía nos ha comentado que si llevan chip podremos averiguar a quién pertenecen». Agentes de la Policía Local de Llucmajor se han desplazado hasta la finca Son Guardiola para hacerse cargo de la investigación y tratar de localizar a los dueños de los perros.

Los perjudicados han enterrado a los animales que han encontrado muertos por los mordiscos de canes. «Tenemos cerca de una veintena de ovejas y algunas han desaparecido. Los vecinos nos ayudan a localizar algunas que están heridas a consecuencia del ataque de los perros». Es la primera vez que esta finca rústica con 50.000 metros cuadrados de terreno sufre una matanza de estas características.