Una agente, mazo en mano, derriba una pared del búnker del Coll. | Policía Nacional/Policía Local de Palma

2

La policía vuelve a la casa de ‘El Pablo’ por Navidad. Los intentos del conocido clan de La Soledad por externalizar servicios, cual empresa, han fracasado porque los agentes del Grupo de Estupefacientes han descubierto su nuevo búnker de marihuana, que se escondía en el Coll den Rabassa. Dentro hallaron más de 600 plantas, cocaína y otras sustancias.

La Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) llevaba un tiempo sospechando que los acólitos de Pablo Campos Maya habían trasladado gran parte de su producción fuera de la calle Teix, debido a los últimos golpes policiales. Ya no estaban seguros en su feudo, a pesar de las cámaras que colocaban en los tejados de las casas y los yonkis que hacían las veces de aguadores.

Custodio

Noticias relacionadas

Así las cosas, los agentes detectaron un almacén sospechoso en el Coll y recientemente decidieron asaltarlo, tras constatar que un hombre de 71 años ejercía de custodio. Además, los narcos habían adoptado numerosas medidas de seguridad, técnicas y humanas, para detectar la llegada de la policía. No fue suficiente. Los funcionarios antidroga abrieron un boquete en la pared con unas mazas y después cortaron la puerta de madera con una motosierra. En el interior, efectivamente, aparecieron unas 600 plantas de marihuana con un peso superior a los 61 kilos, así como cocaína y sustancias para el tratamiento y dosificación de la droga. La ‘operación Sira’ sigue abierta y es probable que se practiquen nuevas detenciones, ya que el único detenido hasta la fecha sólo realizaba tareas de guardián de la droga. Ahora, se busca a los traficantes que cultivaron las plantas y a los que la distribuían.

Dos agentes entran en el escondite.

Nueva redada antidroga en el polígono de Levante

Este martes la Policía Nacional llevó a cabo otra redada antidroga en el polígono de Levante, en Palma, y detuvo a varias personas supuestamente vinculadas a clanes de narcotráfico. Los agentes iban cubiertos con pasamontañas, para no ser identificados, y localizaron algunas plantaciones de marihuana, que este año se ha convertido en la droga de moda. Al cierre de esta edición continuaban los registros. Los equipos de Estupefacientes llevaban semanas tras la pista de los traficantes de la carretera de Manacor.