Los hampones reventaron la puerta de entrada y destrozaron la oficina de la asociación.

13

Asalto de madrugada en las dependencias del club del Pensionista de Inca. Unos ladrones accedieron en la madrugada del jueves al viernes al interior del local, fracturaron la puerta de acceso a la asociación de personas mayores, forzaron la caja fuerte y se llevaron el dinero.

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación y la Unidad de Criminalística inspeccionó el lugar en busca de huellas. Fuentes de la junta directiva del club de tercera edad apuntan a que el importe del dinero sustraído puede superar los 1.200 euros.

«Somos un club humilde y nunca tenemos esa cantidad de dinero en efectivo en la sede, pero debido a las restricciones vinculadas a la COVID-19 el Consell de Mallorca nos ha prohibido realizar una serie de actividades y excursiones. Por ese motivo, decidimos sacar el dinero del banco y devolver el importe de los tickets a nuestros socios», apunta Guillem Coll, presidente de junta gestora de la asociación. «Ese mismo jueves estuvimos devolviendo el dinero a más de 40 socios, pero aún nos quedaba mucha gente por devolverle el dinero. Ha sido un golpe muy fuerte. Estamos muy afectados», relata Coll.

Unos ladrones roban y provocan graves destrozos en el club Pensionista de Inca
Los ladrones taladraron la caja fuerte y consiguieron llevarse algo más de 1.200 euros en efectivo.

Por otra parte, la Guardia Civil analizó de forma exhaustiva el boquete, de más de 10 centímetros practicado en la caja fuerte. Un dato que llama particularmente la atención de los investigadores es que para acceder al local de la asociación de mayores no se forzó la puerta de entrada. Es decir, que los ladrones accedieron al recinto desde el exterior sin forzar la puerta de entrada. Una vez dentro, cruzaron toda la cafetería, sin tocar nada, y reventaron la puerta de acceso al club. «Estamos hablando de un asalto a nuestros mayores. Ahora, nos toca valorar los daños provocados en ordenador, puerta, impresora, archivadores, caja fuerte etc...», concluye Guillem Coll.