10

El Zoo de Madrid ha deseado «una pronta recuperación» a la trabajadora que este pasado domingo resultó herida grave tras el ataque de un gorila, y ha resaltado en un comunicado que la herida cuenta con una amplia experiencia de casi dos décadas.

La dirección del zoológico y acuario madrileño explica que la mujer accedió al recinto de los grandes primates, como parte de su «rutina habitual» de desayunos, limpieza y preparación de las instalaciones.

«Al entrar en una zona acotada con triple puerta, la cuidadora se encontró con Malabo, un gorila macho de 29 años, que había accedido a la misma. Los motivos por los que el animal pudo acceder a la zona se están investigando internamente, no obstante, la investigación judicial determinará exactamente los detalles».

Noticias relacionadas

Según el Zoo de Madrid esta zona interior es «de manejo, sin salida a zona de público y en este sentido, el protocolo de emergencia se activó rápidamente», avisando como procede al Samur y a la Policía de Madrid.

Los compañeros de la víctima del ataque de Malabo consiguieron apartar al animal y, posteriormente, el equipo veterinario anestesió con un dardo tranquilizante al ejemplar que fue trasladado a su dormitorio interior. «En estos momentos se encuentra tranquilo», ha asegurado la dirección del centro en el transcurso del domingo.

Zoo de Madrid destaca finalmente algunas características de Malabo, el gorila macho que atacó a una trabajadora, quien «ha sido criado por sus cuidadores desde que nació con un comportamiento protector con el grupo y cercano a sus cuidadores».

Las instalaciones de gorilas han permanecido cerradas desde este episodio, hasta que el grupo al completo se encuentre plenamente tranquilo. La reapertura se producirá en el transcurso de estos días.