Un policía local y una policía nacional introducen al detenido en el coche el pasado martes. | Policía Nacional/Policía Local de Palma

7

El parque Wifi ha perdido cobertura en la venta de marihuana desde el pasado martes por la tarde. El Grupo II de Estupefacientes de la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local de Palma, detuvo a Antonio F. H. como propietario de un total de 199 plantas que pesaban 54 kilos y cuyo valor en el mercado ilícito asciende a 84.500 euros. El hombre, de 35 años, quedó en libertad al día siguiente tras pagar una fianza de 5.000 euros.

La ‘operación Router’ respondió a la oleada de quejas vecinales sobre el abundante consumo de marihuana en el parque Wifi, situado frente a la Comandancia de la Guardia Civil, en el polígono de Levante de Palma. Los investigadores realizaron una serie de dispositivos de vigilancia a lo largo de este mes en los alrededores del domicilio del sospechoso, ubicado en la calle California de La Soledat.

Un viejo conocido

Los policías comprobaron que varios conocidos traficantes de sustancias estupefacientes merodeaban por el parque y por las inmediaciones de la planta baja, que emanaba un fuerte olor a marihuana. El inmueble es un punto de venta de cocaína y marihuana que ya ha sido investigado en anteriores ocasiones y que lo regentaba un hombre históricamente relacionado con importantes clanes dedicados a la venta de droga en La Soledat.

El presunto responsable de la plantación que había en la casa de la calle California obtenía unos beneficios que oscilan los 15.000 y 20.000 euros trimestrales, según se desprende del atestado policial. Los agentes del Grupo II de Estupefacientes averiguaron que el domicilio investigado está conectado a la red a través del tendido eléctrico general de manera fraudulenta.

Noticias relacionadas

Los policías accedieron a la vivienda y hallaron un laboratorio en el que se incautaron de 199 plantas de marihuana de 75 centímetros de altura en avanzado estado de floración, dos filtros de carbono, dos aparatos de aire acondicionado, ocho ventiladores y 23 lámparas de 600 vatios de potencia.

Antonio F. H., asistido por la abogada Belén Porcel, se acogió a su derecho a no declarar en la Policía Nacional. El miércoles también guardó silencio ante la jueza de Instrucción número 11, que se encontraba en funciones de guardia, y decretó su puesta en libertad tras abonar una fianza de 5.000 euros.

La planta baja que alojaba el cultivo pertenece a un toxicómano

La planta baja de 91 metros cuadrados que alojaba las 199 plantas de marihuana pertenece a otro hombre.

El titular del inmueble, según han constatado los investigadores, es un conocido toxicómano que cuenta con numerosos antecedentes policiales por prostitución, extorsión, robo con violencia y robo con fuerza.