Joel Díaz, en el hospital, tras ser atropellado. | Redacción Sucesos

13

La Policía Nacional ha detenido a los dos jóvenes que atropellaron a un vigilante de seguridad tras robar en un supermercado de Es Rafal, en Palma. Uno de ellos fue arrestado el jueves pasado en Eivissa y el otro ayer en Palma. Los dos han quedado en libertad y están acusados de sendos delitos de robo con violencia.

Los hechos se produjeron a finales de junio. Uno de los ladrones fue interceptado por el vigilante de seguridad del establecimiento y de repente dejó su carrito de la compra y salió del local. El hombre se subió a bordo de un Fiat 500 de color blanco donde le esperaba su acompañante.

Brecha

La víctima consiguió abrir la puerta del conductor, pero los delincuentes aceleraron y arrollaron al vigilante de seguridad. «Me duele todo. Tengo golpes por todo el cuerpo, una brecha en la cabeza con siete puntos y la intranquilidad de que los causantes de mi agresión siguen en la calle», explicó el perjudicado, Joel Díaz, español de 25 años, mientras se recuperaba de las heridas en una clínica privada de Palma.

Noticias relacionadas

El joven pidió ayuda a través de las redes sociales para localizar a los autores del atropello, que en la huida golpearon a un total de siete vehículos que se encontraban estacionados en la calle.

Rueda

«Recuerdo perfectamente al ladrón decir a su amigo que me embistiera. Cuando me arrastraron y dieron marcha atrás, la rueda del coche pasó por encima de mi mano. Lo más preocupante es la lesión de la cabeza, los médicos me tienen en observación y quieren asegurarse de que la evolución sea favorable», comentó Joel.

«Todos mis compañeros y los responsables de mi empresa de seguridad me han llamado. Quiero agradecerles las muestras de cariño», añadió.

Agentes de la Policía Nacional, tras una laboriosa investigación, localizaron a los dos agresores en Palma e Ibiza.