7

Una merecida jubilación. Budi y Max estado durante años al servicio de la Unidad Canina (UCAM) de la Policía Local de Palma, ahora, disfrutan de un merecido descanso en las instalaciones de la Policía Montada en el Castillo de Bellver.

Durante años han ayudado a las detección de drogas y han sido protagonistas de muchas de las labores de los agentes. Ahora, desde la cuenta oficial de Twitter muestran como están cuidados y disfrutan de las instalaciones al aire libre en el bosque después de años de dedicación.

Noticias relacionadas

Con este vídeo el Ayuntamiento de Palma pretende zanjar la polémica por su traslado a Son Reus y las críticas de los policías que hace unas semanas denunciaron «las malas condiciones de salud» de los animales y la falta de cuidados hacía los mismos.