Consternación en Vilafranca por la muerte de un niño de cinco años en un incendio

| | Vilafranca |

Valorar:
La calle Sant Josep de Vilafranca fue cortada para que los equipos de emergencias pudieran trabajar.

La calle Sant Josep de Vilafranca fue cortada para que los equipos de emergencias pudieran trabajar.

C.Viera

Consternación en Vilafranca por la muerte del niño de cinco años fallecido este sábado tras resultar intoxicado en un incendio. Los padres del menor estaban de viaje en Madrid y fueron informados telefónicamente de la tragedia. Tomaron el primer vuelo disponible para Palma y ya cuentan con asistencia psicológica.

En el momento del suceso el niño se encontraba con su bisabuela. Miembros de los Bombers de Mallorca, tres de los cuales han resultado intoxicados por inhalación de humo, han trabajado en la extinción del fuego que se ha declarado sobre las 10:30 horas en una vivienda unifamiliar de la calle Sant Josep 36 del municipio.

Un total de 15 efectivos de Bombers de Mallorca, de los parques de Manacor y Felanitx, han participado en la extinción de las llamas junto a ambulancias y agentes de la Guardia Civil, así como la Policía Local del municipio.

El Ajuntament de Vilafranca ha decretado tres días de duelo por la muerte del pequeño Tomeu. «Desde la corporación municipal, y en nombre del pueblo de Vilafranca, se hace público el más sincero duelo por la pérdida y la solidaridad más afectiva y sincera con la familia», ha explicado el Ajuntament en un comunicado.