Explotación de menores del IMAS

Policía y Guardia Civil descartan una red de explotación de menores en Mallorca

|

Valorar:
preload
Imagen de la reunión convocada por la institución insular después de hacerse público que el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ha puesto en conocimiento de la Fiscalía en los últimos años 16 casos de menores explotadas residentes en centros de tutela.

Imagen de la reunión convocada por la institución insular después de hacerse público que el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ha puesto en conocimiento de la Fiscalía en los últimos años 16 casos de menores explotadas residentes en centros de tutela.

La Policía y la Guardia Civil descartan que existan en Mallorca redes organizadas dedicadas a la explotación sexual de menores, pero sí han detectado «casos aislados» de personas que prostituyen a adolescentes que residen en centros tutelados por el Consell de Mallorca.

Así lo ha explicado la jefa de Coordinación sobre Violencia Contra la Mujer de la Delegación del Gobierno, Julia Vázquez, tras una reunión convocada por la institución insular después de hacerse público que el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ha puesto en conocimiento de la Fiscalía en los últimos años 16 casos de menores explotadas residentes en centros de tutela.

En el encuentro se ha puesto de manifiesto que la prostitución de menores no es un problema que afecte exclusivamente a menores desamparados bajo la responsabilidad del IMAS, sino que afecta a niños y adolescente de cualquier condición social, según ha destacado la consellera de Presidencia e Igualdad de Mallorca, Teresa Suárez.

Desde 2014, la Guardia Civil ha llevado a cabo en Mallorca diez operaciones contra la prostitución de menores y la Policía Nacional contabiliza en los últimos años catorce actuaciones, intervenciones no circunscritas al ámbito de los adolescentes bajo tutela.

Por su parte, los grupos que conforman la oposición en el Consell de Mallorca han reclamado este miércoles que se modifique el protocolo de actuación cuando se detecta que los menores tutelados por la institución están en riesgo o han sido víctimas de explotación sexual.

Representantes del PP, Vox y Cs han criticado la actuación del gobierno insular y de los responsables del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) después de que se haya conocido que 16 menores a cargo de la institución han sido prostituidos y han coincidido en solicitar medidas más efectivas para prevenir estos hechos.

El portavoz del PP en el Consell, Llorenç Galmés, ha puesto el acento en «el silencio» de la presidenta insular, Catalina Cladera, quien «quema la imagen de sus consellers» y «prefiere agachar la cabeza y mirar a otro lado».

Galmés, que ha participado en una reunión con responsables del IMAS para recibir información por los casos de prostitución, pero el y sus compañeros han salido del encuentro «más preocupados» porque el gobierno insular intenta «dar normalidad y quitar importancia a lo que está sucediendo en dependencias del Consell de Mallorca».

Vox ha rehusado asistir a esa reunión, que ha tildado de «pantomima», porque se ha celebrado en dependencias del PSOE en la sede de la institución insular, lo que a su juicio demuestra que los socialistas intentan «ocultar la prostitución de menores tutelados suplantando al IMAS».

Así lo ha manifestado el conseller del grupo derechista Toni Gili, que ha pedido el cese de Javier de Juan como presidente del IMAS. «¿Cómo se puede consentir que una menor de 13 años tenga una salida de un centro tutelado y que acabe violada o prostituida?», ha cuestionado.

La portavoz de Ciudadanos en el Consell, Beatriz Camiña, ha optado, por contra, por abogar por la prudencia y ha reclamado que el caso no sea abordado «desde el sensacionalismo sino con la mayor seriedad posible».

«No debemos perder el foco de que culpables de esta situación son las redes de prostitución», ha enfatizado Camiña, que ha censurado la filtración a la prensa del historial de la niña que sufrió la agresión sexual grupal en Nochebuena en Camp Redó y ha pedido que se investigue.