El coche quedó atravesado en mitad de la carretera de dos carriles. | Guillermo Esteban

5

El Camí de Son Rapinya, antes de la llegada a la rotonda de Montesión, fue cortado este miércoles al tráfico de forma provisional después de que una conductora perdiera el control de su coche y se estrellara contra una farola. El turismo rebotó y quedó atravesado en mitad de la calzada, con graves daños en su lateral delantero derecho.

El siniestro se produjo sobre las dos y media de la tarde de Navidad, cuando el Toyota de color gris de la señora se subiera a la acera por el margen derecho, en dirección a Son Rapinya, y chocara contra una farola.

Daños materiales

El vehículo sufrió desperfectos materiales de consideración y bloqueó la carretera, de dos carriles. Los primeros en llegar fueron agentes de la Policía Local de Palma, cuyo cuartel se encuentra muy cerca, y después una ambulancia de la Clínica Rotger, cuyos sanitarios se dispusieron a atender a la conductora.

Su estado, a pesar de la aparatosidad del siniestro, no era grave y solo resultó con algunas contusiones de pronóstico leve. Una grúa retiró después el coche y el tráfico, que había sido desviado, se reabrió en esa vía. Este miércoles, la Guardia Civil intervino en otros accidentes en la Isla.