Un agente de la Policía Científica, recogiendo pruebas en el lugar donde se produjo la agresión. | A. Sepúlveda

2

Juan C.M, conocido como 'El Conguito', se encuentra en los calabozos de Palma a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas. Es el único sospechoso de haber rociado y quemado a María Ángeles Ruiz el pasado martes por la mañana en el parque de Son Peretó.

Vuelco en el caso de la indigente: investigan si se quemó por accidente

Él, en cambio, lo niega ante la Policía e insiste en defender su inocencia alegando que estaba durmiendo mientras sucedió la agresión.

El sobrino del detenido sostiene que es inimputable porque sufre discapacidad mental

La Policía Nacional investiga esta línea, aunque no descarta ninguna otra.

Los hechos sucedieron el martes a las 10.00 horas cuando una operaria de Emaya vio a una mujer cubierta en llamas. Rápidamente, fue a sofocar el fuego. La víctima no paraba de repetir «un loco me ha prendido fuego».

Noticias relacionadas

María Ángeles sufrió quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo -la zona que tiene más afectada es el tórax-, por lo que fue necesario trasladarla a la Unidad de Quemados del hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

Ante una serie de indicios, la Policía acudió a la casa de 'El Conguito' y lo detuvieron. El hombre olía a quemado y sus manos presentaban restos de hollín.

Su sobrino, que vive con él, sostiene que él no pudo ser y que además es inimputable porque sufre una discapacidad mental.