En el interior del piso se localizó una rudimentaria y peligrosa instalación eléctrica casera, de la que los autores obtenían energía eléctrica para mantener en funcionamiento todos los aparatos y logística necesarios para el mantenimiento de la plantación de marihuana. | Policía Nacional

10

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración la Policía Local de Palma, detuvieron a una mujer de 38 años supuestamente encargada del cuidado y mantenimiento de una plantación de marihuana en Palma. Los vecinos tapiaron hace días la vivienda okupada en la que se cultivaba la droga después de que la Policía Nacional tirara la puerta abajo en busca de los traficantes.

Las investigaciones comenzaron con motivo de un aluvión de quejas ciudadanas, que llegaban a la Policía Nacional a diario a través de distintas fuentes por las que se tuvo conocimiento de la ubicación de una plantación marihuana en un bloque de pisos de la carretera de Valldemossa de la capital balear.

El denominador común de todas las quejas se refería al insoportable olor que desprendía esta plantación, haciendo la vida imposible de cuantos tuvieran que soportarlo, que en este caso englobaba a todo el edificio, más a unos vecinos que a otros, dependiendo de lo cerca que estuviera su domicilio de la plantación.

Noticias relacionadas

Con el fin de paliar estas dolencias, previa autorización del Juzgado de Guardia, se procedió a la práctica de una diligencia de entrada y registro en el inmueble donde se ubicaba la plantación.

Los actuantes del Grupo II de Estupefacientes, y la unidad de Policía Local con la que colaboran, tuvieron que forzar la puerta de entrada para acceder al inmueble, momento en el que se percataron, que de forma muy apresurada, se había procedido al desmantelamiento de la plantación, dejando el inmueble en una situación de abandono y con daños y destrozos cuantiosos.

En el interior se localizó una rudimentaria y peligrosa instalación eléctrica casera, de la que los autores obtenían energía eléctrica para mantener en funcionamiento todos los aparatos y logística necesarios, para el mantenimiento de la plantación de marihuana. El inmueble estaba preparado y orientado única y exclusivamente a este fin.

Tras diversas gestiones, se logró identificar a la moradora del inmueble, encargada presumiblemente del cuidado y mantenimiento de la plantación de marihuana, de la cual se procedió a su detención por un delito de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.