Imagen de uno de los animales muertos una finca del Camí del Prat en Andratx. | Michel's

25

La situación ha llegado a un límite insoportable. Un gran número de vecinos y grupos animalistas del municipio de Andratx están cansados de denunciar al dueño de una finca del Camí del Prat por dejar morir a sus animales de hambre.

«Estamos muy cansados. Hemos denunciado los hechos ante la Policía Local, la Guardia Civil del Seprona, Medio Ambiente del Ajuntament y del Govern balear, pero nadie hace nada. Todos te dicen que este hombre es insolvente y que no pueden hacer nada», apuntan los vecinos.

Hace unos días, se le escaparon unos cerdos y los animales obligaron a cortar el tráfico de la carretera del puerto. Dos días más tarde, aparecen dos ovejas muertas y un corderito. «Los vecinos de la zona tenemos que hacer turnos y, a diario, llevarles agua, pan duro, hortalizas, fruta etc... Si no fuera por la solidaridad de la gente esto sería una matanza», concluyen. Por su parte, la policía volvió al lugar e hizo un informe.

Noticias relacionadas