Un grupo de GEOS, en la Jefatura Superior de Policía de Palma. | Policía Nacional

4

Un jubilado mallorquín lideraba una presunta banda dedicada al tráfico de drogas en Palma. La Policía Nacional ha dado por desarticulada la organización tras la detención, en dos fases, de 19 personas.

Los agentes, que han registrado 15 domicilios, se han incautado de más de 16 kilos de distintos tipos de sustancias, alrededor de 55.000 euros en efectivo, útiles para la preparación de drogas y otros efectos.

El juzgado de Instrucción número 1 de Palma, este viernes en funciones de guardia, ordenó el ingreso en prisión del supuesto cabecilla del grupo y de otro hombre, de nacionalidad española, al que le intervinieron 310 gramos de cocaína. La banda desmantelada estaba compuesta por ciudadanos españoles, nigerianos, búlgaros y sudamericanos. Las últimas detenciones se produjeron el pasado miércoles con la intervención del Grupo Especial de Operaciones (GEO), entre otras unidades.

Noticias relacionadas

Los miembros de la red están acusados de delitos contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal y se investiga si organizaban peleas de gallos. Los policías localizaron en una de las viviendas 140 aves y 115 jaulas individuales, cinco de las cuales eran portátiles.

La primera fase de la ‘operación Sentina-Block’ explotó el 6 de junio. La Policía Nacional se incautó entonces de dos kilos de hachís y arrestó a cinco personas. El 14 de ese mes, detuvieron a otros cuatro sospechosos y registraron cinco domicilios, donde encontraron un kilo de marihuana, 160 gramos de hachís, material para preparación de la droga y 25.700 euros.

La segunda fase terminó con 13 arrestados y 10 registros. Los agentes hallaron 310 gramos de cocaína, restos de sustancias de corte y elementos para adulterar la droga. Además, en una de las casas localizaron 230 plantas de marihuana. Intervinieron 13 kilos de esta droga, 29.800 euros y móviles. La operación continúa abierta.