«Voy a enloquecer; aguanto desde hace tres años los ladridos del perro del vecino»

| | Palma |

Valorar:
preload
Catalina Febrer Mestre, en su casa palmesana de La Soledat.

Catalina Febrer Mestre, en su casa palmesana de La Soledat.

14-06-2019 | A. Sepúlveda

«Ya no aguanto más. Sufro una enfermedad llamada fonofobia y después de tres años y medio aguantando los ladridos continuos del perro de mi vecino creo que voy a enloquecer». Catalina Febrer Mestre, una vecina de 73 años de la barriada palmesana de La Soledat, ha denunciado su caso a la Policía Nacional tras pedir ayuda, durante años, en el cuartel de San Fernando.

La septuagenaria, natural de Vilafranca, vive en la calle Son Nadalet junto a su marido Bartolomé y su hijo, del mismo nombre.

Tres años y medio

Tras ser diagnosticada de fonofobia, Catalina empezó a vivir su infierno particular hace tres años y medio, cuando el perro de un vecino de la calle Manacor, a unos metros de su casa, empezó a ladrar continuamente. De día y de noche. Incluso a altas horas de la madrugada. «Para una persona que no sufre mi enfermedad puede ser muy molesto, pero para mí es un calvario. No se imagina lo que he pasado», contó a este diario. En su denuncia del 10 de mayo ante la Policía Nacional, la señora destaca que el dueño del animal se ausenta muchas horas al día y que el can, nervioso, no para de ladrar.

Debido al estrés que le ha ocasionado la situación, Catalina padece secuelas serias y está en tratamiento psicoterapéutico desde hace unos años. «Estoy tranquila y es escuchar esos ladridos, que me entran en la cabeza, y me pongo fatal». La mujer intentó arreglar la situación llamando a la Policía Local de Palma, pero en la denuncia especifica que «no han podido arreglar» el problema.

Su salud es tan delicada que ha tenido que acudir en distintas ocasiones al hospital de Son Espases, con crisis de ansiedad. Su baja tolerancia a los ruidos, en especial a los ladridos, se traducen en un estrés difícil de soportar. Tras ser atendida por los médicos, su estado mejora, pero cuando regresa a casa y empieza a ladrar el perro ella empeora súbitamente: «Es algo muy difícil de entender para una persona que no padece mi enfermedad, pero yo no puedo más. Pido por favor que la Policía Nacional me ayuda, porque ya no sé a quién más recurrir».

Desde la Jefatura están investigando el caso y no se descarta citar a declarar al dueño del perro en los próximos días, en calidad de denunciado.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 8

Yo
Hace 24 días

A ver, quizá el animal no está en las mejores condiciones o no está debidamente educado (cosa que no se especifica), pero si a la mujer le molesta tanto, lo que tiene que hacer es tomar medidas ellas. Por ejemplo, que insonorice su vivienda o se ponga tapones. A ver si ahora no se van a poder tener perros porque al vecino le molestan los ladridos. También molestan los críos con sus gritos y llantos y, cuando hay jaleo, a aguantarse todos. Es que ya nos quejamos por quejarnos. Si tanto le molestara habría hecho algo más que ir al médico, habría tomado medidas. Sin tan desesperada está se habría pensado incluso mudarse. Y me remito al simple hecho de que aquí parece que la única que se queja es ella. Si el animal fuera tan insufrible como lo pinta, mucha más gente se quejaría...

Valoración:-3menosmas

Angela
Hace 30 días

Ánimo Catalina. Tu no tienes el problema. Qué fonofobia ni qué verduras... Tu lo que estás es con los nervios destrozados por un vecino incívico responsable del animal, porque eres respetuosa y no tomas la justicia x mano propia envenenando al pobre perro ... que actúe la policía! Que se legisle esta situación! Queremos una Palma más tranquila!!!!

Valoración:1menosmas

yo
Hace un mes

Estoy con Chachacha. No es por ser un perro. A los perros hay que educarlos. Pero la ley deberia poder tomar medidas, ya no con perros, personas que gritan a las tantas porque han salido de fiesta, terrazas de bares llenas de fumadores, coches con ventanillas bajadas y regueton a todo trapo...cualquier molestia. El problema es demostrarlo. Porque, muchas veces son haters los que denuncian estas cosas...y si un perro un dia ladra...pues hoy por mi perro mañana por tu cumpleaños, no? Es complicado..pero admito que deberia regularse.

Valoración:8menosmas

ciudadana
Hace un mes

Entiendo que los ladridos molesten pero también hay que considerar que esta mujer tiene una enfermedad. Esta vez son los perros, pero puede ser los vecinos, la sirena de las ambulancias.... miles de ruidos, podria considerar el cambiarse de domicilio a un lugar mas alejado de la ciudad

Valoración:-2menosmas

FilósoFo
Hace un mes

Por un mundo con mas perros y menos casi-humanos.

Valoración:1menosmas

Pep
Hace un mes

En Mallorca hay que declarar : TOLERANCIA 0 ante el ruido . y Hay que volver a la lo que fue antes : La Isla de la Calma !!! Abajo el ruido en todas partes de la ciudad , sea de bares , terrazas , músicos callejeros , discotecas , empresas de limpieza municipales , y de servicios como el butano , obras , etc...En casa el nivel recomendado de decibelios es de 35 con las ventanas cerradas ,si es cuestión de decibelios y no tenemos la obligación de vivir con las ventanas cerradas , sino todo el contrario , abiertas y con aire para poder respirar mejor !! y ventilar la casa . Y en cuánto a los perros si lo educas bien de pequeño en cúanto a ladrido , sólo ladra cuando hay algo raro .

Valoración:16menosmas

pamboli
Hace un mes

probablement és hora de regular la tenència de cans, no tothom hauria de poder tenir-ne. La llibertat acaba quan entres dins la llibertat dels altres

Valoración:9menosmas

Mortevius Prime
Hace un mes

vaya farol, si ladra de noche vienen el mismo dia la local no esperas 3 años probado en mis carnes. Si ladra de día te fastidia, dicho por la policía. Pruebas de decibelios etc pero poca cosa más. Y justamente es la única que le molesta verdad? muchas coincidencias, por cierto yo también prohibiría las pipas y el tabaco, hay más que mierda de perro por la calle ;)

Valoración:-5menosmas

natalia
Hace un mes

haceis de esto una noticia cuando hace meses en esas mismas terrazas os mande fotografias de un perro comido por la basura, de motores para el mantenimiento de maria y de cables con empalmes por todas partes y sin ninguna medida de seguridad. Cuando nos coma un incendio entonces dareis voz no?? mientras tanto vamos a darle importancia a los ladridos de un perro mas que a peligros que podrian acabar con muchas personas. y por supuesto del pobre perro al que tenian entre basura q misteriosamente ya no esta (debio morir de lo flaco q estaba y de vivir entre mierda y cucarachas)

Valoración:3menosmas

Se llama Misofonia
Hace un mes

No se trata del nivel de decibelios. Son determinados ruidos como hacer ruidos al masticar, toser, respiracion, etc que puede provocar un gran estado de irritacion e ira en quien lo sufre. Sucede sobre todo cuando quien hace el ruido son familiares. Tambien se llama misofonia y mucha gente lo sufre y se sienten bichos raros ante la falta de informacion

Valoración:7menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 8