Dos detenidos más en Mallorca en una operación contra el tráfico de personas

| Palma |

Valorar:
preload
Un momento de los registros por una operación contra el tráfico de personas en Mallorca.

Un momento de los registros por una operación contra el tráfico de personas en Mallorca.

02-04-2019 | Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a dos personas más en Mallorca en la segunda fase de la operación «Janu» contra el tráfico de personas entre el norte de África y Baleares, por lo que el número de arrestados suma en total 9 personas, ha informado la Benemérita en un comunicado.

En la mañana de este lunes, los agentes realizaron dos registros en sendas casas de Palma y Santa Maria, donde fueron detenidas dos personas, mientras que una tercera está siendo investigada. En los registros la Guardia Civil se incautó de documentación, ordenadores y teléfonos móviles.

La operación «Janu» supuso la detención inicial el 22 de febrero de siete personas tras realizarse 6 registros domiciliarios en Palma, Inca y Sa Pobla, donde se localizaron 1.000 plantas de marihuana y objetos robados como bicicletas, televisores y otros aparatos electrónicos.

Esta operación comenzó a finales de 2017 a raíz del tráfico de drogas y numerosos robos en la Part Forana, si bien se descubrió que esta banda había organizado una estructura para transportar en pateras hasta Baleares a ciudadanos argelinos.

Después les daban alojamiento para permanecer en las islas y, posteriormente, viajar hasta Francia y Bélgica con documentación falsa.

La banda, señala la Guardia Civil, les proporcionaba, además de un lugar de acogida, teléfonos y documentación para poder circular por cualquier país europeo de la zona Schengen.

En concreto, manejaban cartas de identidad francesas falsificadas en Francia y enviadas a Baleares.

La banda también presentaba a las autoridades competentes en Baleares en protección de menores a chicos que aseguraban que tenían menos de 18 años y que explicaban, con argumentos peregrinos, que habían llegado a España sin sus padres.

Los agentes han demostrado que, en realidad, se trataba de un engaño porque los padres, los integrantes de la banda y los propios menores estaban compinchados.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.