Al lugar se movilizaron patrullas de la Guardia Civil y ambulancias.

4

Un hombre de 32 años falleció a primera hora de la tarde en el barrio de Las Esperanzas de San Pedro del Pinatar debido a las puñaladas recibidas por su esposa que, una vez detenida, confesó a los agentes de la Guardia Civil que lo hizo porque él intentó agredirla.
Según informa Protección Civil, los servicios de emergencia no han podido salvar la vida al marido, «que ha muerto apuñalado en San Pedro del Pinatar». La mujer ha sido detenida como supuesta autora de un delito de homicidio.

La propia esposa fue la que llamó a las 13:58 horas al teléfono único de emergencias para avisar a una ambulancia, cuyos sanitarios no pudieron hacer ya nada por salvarle la vida al marido que había entrado en parada cardiorespiratoria. Al lugar del suceso acudieron agentes de la Guardia civil, que procedieron a su detención dada la confesión que había realizado al 112.

Según Protección Civil, el marido «ha muerto apuñalado» y el personal del Servicio de Emergencias pese a sus esfuerzos con maniobras de reanimación nada pudieron hacer por salvar su vida.

La autoridad judicial ha ordenado el levantamiento del cadáver, que fue llevado en ambulancia al Instituto de Medicina Legal para que se le practique la autopsia. La mujer sostuvo ante los agentes que actuó en defensa propia y que él la había atacado previamente.

Según publica la edición digital del diario La Opinión de Murcia, la mujer ya había denunciado antes al marido por malos tratos.