La Guardia Civil montó este miércoles un gran dispositivo de búsqueda y logró detener al sospechoso.

9

Jornada policial frenética en busca de un atracador de gasolineras. La Guardia Civil consiguió dar caza este miércoles por la tarde a un toxicómano armado que con pocas horas de diferencia asaltó dos estaciones de servicio de Manacor y del Port d’Alcúdia.

El primer asalto se produjo en Manacor por la mañana, cuando el joven, que cuenta con numerosos antecedentes policiales, se presentó en una gasolinera y esgrimió un cuchillo, con el que amenazó al empleado de la caja.

Una vez que obtuvo el botín, salió corriendo del establecimiento y huyó en coche de Manacor. La Guardia Civil fue alertada de lo ocurrido y los agentes iniciaron la búsqueda del sospechoso, que en un primer momento consiguió burlar el cerco policial. Lo que los investigadores no imaginaban es que poco después, a las cuatro de la tarde, el mismo drogadicto actuaría en otra gasolinera. Esta vez en el Port d’Alcúdia.

Su forma de actuar fue idéntica: sacó la misma arma blanca y consiguió que los trabajadores le entregaran el dinero. Entre los dos golpes, obtuvo un botín de unos 1.000 euros. El segundo robo disparó todas las alarmas policiales y la Comandancia palmesana montó un gran operativo, que dio sus frutos una hora después, cuando la Policía Judicial de la Guardia Civil dio caza al delincuente en Alcúdia.

El dinero que sustrajo fue recuperado, al menos en parte. El coche que usó el atracador no era robado, era de su propiedad, y también fue intervenido para ser sometido a una inspección.