Captura del vídeo del enfrentamiento publicado en internet. | Internet

61

Agentes de la Policía Local de Palma han identificado a dos ultras del RCD Mallorca (SM99) como integrantes del grupo violento que irrumpió en el Baluard del Príncep, en la madrugada del pasado día 29 de diciembre, cuando se estaba celebrando un concierto del jóvenes independentistas de Arran.

En el informe, que ya obra en poder de la autoridad judicial, se identifica a tres personas en calidad de denunciadas: Mateu M. R., de 27 años (portero de discoteca y ultra); Juan Alfonso B. C., de 36 años y Ángel Luis G. C., de 34 años, todos ellos de nacionalidad española. A través de declaraciones posteriores, también se logra identificar a Bartolomé C., como otro integrante de los Supporters implicado en el altercado.

Según fuentes próximas a la investigación a las que ha tenido acceso Ultima Hora, el enfrentamiento se produjo durante la celebración de un concierto organizado por la asociación independentista Arran después de que un grupo de ultras irrumpiera en Es Baluard des Príncep. Los denunciantes observaron la llegada de los tres individuos interceptados, junto con otros cuatro que se habían marchado del lugar previamente. Todos ellos caminaban en formación de cuña acercándose. A medida que se aproximaban a los independentistas iban colocándose capuchas y pañuelos para tapar su rostro.

Ante la actitud sospechosa de los agresores, los jóvenes optaron por colocarse bajo el arco arquitectónico de la calle, a la entrada del recinto, formando una barrera humana con la intención de evitar que éstos accedieron. Durante todo el tiempo, no cesaron de vociferar: «No somos mallorquines, somos españoles, sois de Terra Lliure», siempre según las declaraciones policiales de los jóvenes independentistas. Del mismo modo, los chicos también sostienen que les amenazaron de muerte y que fueron víctimas de varias agresiones viéndose obligados a defenderse. Varios de los implicados en la pelea resultaron heridos de diversa consideración.

Noticias relacionadas

Por otra parte, la Policía Local también recoge la versión de los reseñados como denunciados. Ellos sostienen que se dirigían a su vehículo y al acercarse a los jóvenes empezaron a insultarles, fueron provocados por ellos y les lanzaron botellas y vasos de plástico. Por ese motivo se acercaron a sus provocadores a pedirles explicaciones y se inició una discusión entre ambos bandos, y se les dijo «fascistas, iros de la ciudad».

En el citado informe judicial, los funcionarios actuantes también recogen que el líder de los ultras portaba una camiseta rotulada en su parte delantera con las letras ?SM99. Sons of Mallorca. Ultras RCDM? y el escudo del club bermellón.

Mateu M. R., uno de los denunciados, si bien era el portador de la misma, dijo que no era de su propiedad y que la había encontrado en el suelo. A pesar de que varios jóvenes denunciaron agresión, la Policía Local apunta que no observaron marcas aparentes en algunos de los independentistas.

El líder no dejaba de enviar besos a las féminas del otro bando

La Policía Local hace constar en su informe que «mientras tenían separados a ambos grupos, Mateu M., ?el líder?, no dejaba de lanzar besos, en tono provocador, a las féminas de la otra parte implicada». Por su parte, los independentistas están siendo investigados por las amenazas a Jorge Campos.