Arran Palma durante la rueda de prensa celebrada este sábado en Can Alcover. | Pere Serra

96

Arran Palma ha explicado la tarde de este sábado, en Can Alcover, las agresiones fascistas ocurridas durante un concierto en Es Baluard, celebrado la noche de este viernes.

Pau Picó, de Arran Palma y uno de los organizadores del acto, ha afirmado que «todo comenzó a las 23.45 horas cuando llegó un grupo de diez encapuchados con clara intención de atentar contra nuestras libertades».

Según Picó «era claramente un grupo organizado previamente que venía a reventar el acto, encapuchados y con máscaras». El militante de Arran ha explicado que «nuestra respuesta inmediata fue intentar sacarlos del acto y lo conseguimos haciendo barrera entre todos. En el acto éramos unas cien personas y les plantamos cara. Fuimos avanzando hasta que los sacamos de la plaza y, mientras los sacábamos, ellos se iban envalentonando, dando golpes y patadas a los que estaban delante».

Noticias relacionadas

La portavoz, Adriana Roca, ha añadido que «estas agresiones no son casos aislados, sino que responden a la voluntad de atacar nuestra actividad política para que tengamos miedo. No tenemos que dar ni un paso atrás». El grupo se plantea presentar una querella contra los atacantes.

La Policía Local de Palma envió al lugar a tres patrullas de la Unidad Nocturna, pasada la medianoche, y un portavoz del cuartel de San Fernando ha informado esta mañana que los incidentes se saldaron con un delito de lesiones leves y otro de daños.

Asimismo, añadieron que se había confeccionado un informe judicial sobre el enfrentamiento entre los dos bandos. Los supuestos neonazis que reventaron el concierto negaron que hubieran sido ellos los que habían atacado a los catalanistas y sostuvieron que se habían acercado al concierto porque habían escuchado proclamas de 'Gora ETA'.

Arran y Alerta Solidària han emitido este sábado un comunicado tras la trifulca en el que aseguran que «15 neonazis, todos ellos conocidos por otros ataques fascistas en la isla, irrumpieron en el concierto que organizaban en es Baluard des Princep en el marco de la Diada per Mallorca y de los 15 años de creación de la Assemblea Juvenil Independentista de Palma. Aparecieron en la plaza con la intención de boicotear el acto, y nos amenazaron y agredieron físicamente». Según la nota, ocho personas resultaron heridas y algunas de ellas tuvieron que ser trasladas al hospital.