Biel Fornés, el padre de la adolescente atropellada mortalmente en sa Ràpita. | A. Sepúlveda - ALEJANDRO SEPULVEDA

100

La familia de Paula Fornés está indignada. La puesta en libertad de la conductora bebida que mató a la adolescente en sa Ràpita y huyó ha conmocionado a Biel Fornés, el padre de la menor, que en declaraciones a Ultima Hora calificó de «increíble» que la acusada sólo haya pasado doce días en prisión: «Le ha salido muy barato, pero nosotros, la familia de Paula, no vamos a quedarnos con los brazos cruzados. No pararemos hasta que se haga Justicia con mi hija».

¿Cómo valoran la decisión judicial de dejar en libertad bajo pago de fianza a la conductora?
— Sinceramente, nos sentimos como si se rieran de nosotros. Es indignante que la mujer que mató a mi hija solo haya pasado doce días en la cárcel. Le recuerdo que esa señora iba bebida, era reincidente, y además se dio a la fuga. Pero todo eso parece que no cuenta. Paga 12.000 euros y ya está en su casa. Es increíble.

Han anunciado que no se quedarán de brazos cruzados
— Eso puede tenerlo bien seguro. Esto no quedará así porque haremos todo lo necesario para que se haga Justicia. Es lo único que podemos hacer, porque desgraciadamente mi hija no va a volver. También le puedo anunciar que vamos a solicitar a la delegación del Gobierno que nos autorice a hacer una manifestación este viernes día 13 en sa Ràpita, a la que espero que asista mucha gente porque hemos de conseguir penas más duras.

El fiscal no se opuso a la puesta en libertad de la conductora
— Sí, es así. No es que la jueza lo decidiera, sino que la Fiscalía no se opuso a que saliera con una fianza. Es muy curioso e indignante todo lo que está pasando. El otro día leía que a una señora que le llaman la ‘madame’ le pedían tres años de cárcel por apropiarse de 900 euros. A mi hija la mata una conductora bebida, reincidente y que se da la fuga, y sólo pasa doce días en prisión.

¿Cómo se enteraron de la puesta en libertad de la acusada?
— Pues mire, el mismo viernes habíamos ido a Montuïri para una misa por mi hija, que está enterrada en ese cementerio. Antes de entrar a la iglesia me llegó un aviso de la noticia que acababan de publicar ustedes y me quedé de piedra. Yo y toda mi familia. No nos lo podíamos creer. Después, por la noche, me llamó mi abogado Daniel Castro y nos lo confirmó todo.

Piden colaboración ciudadana para que cambien las leyes
— Es que lo que hay ahora es casi impunidad. Es muy duro decirlo, pero es así. ¿Cómo cree que me siento yo, como padre, cuando veo que se están riendo de nosotros? Que matar con el coche sale tan barato en este país. Por eso pedimos ayuda a todas las personas para que presionemos y podamos endurecer las leyes. Es la única forma que tenemos de que las cosas cambien.

¿Cómo se encuentra la familia?
— Anímicamente estamos fatal. Los que lo llevan peor son los abuelos, están destrozados. No se quitan de la cabeza lo que ha pasado con Paula. Era tan buena y siempre estaba alegre. Estamos todos hundidos y con la noticia de la puesta en libertad de la conductora ya se puede imaginar. Es todo muy doloroso. Hay una cosa que es muy dura: esa conductora puede ver a su hija cada día. Yo, en cambio, tengo que ir a llorar a la mía al cementerio porque esa mujer iba bebida y la mató. Pero la conductora está en libertad. ¿Es eso lógico?