La escoleta de educación infantil Niu d’Infants de Son Gotleu. | Alejandro Sepúlveda

8

La escoleta de educación infantil Niu d’Infants de Son Gotleu no volverá a levantar, de momento, las persianas. El centro cerró este viernes después de que una vecina difundiera un vídeo en el que la dueña zarandeaba en el patio a una niña el pasado martes. «La dirección ha recibido graves amenazas dirigidas tanto a la guardería en general como al personal que presta sus servicios, por lo que la prudencia nos aconseja también dicho cese», explica el propietario de Niu d’Infants, en un comunicado entregado en el Área de Bienestar y Derechos Sociales del Ajuntament de Palma. La escoleta hace referencia a los comentarios publicados en redes sociales y en algunos medios de comunicación a raíz de la publicación de las imágenes del presunto caso de maltrato. «Nos vemos obligados a suspender temporalmente la actividad tras los comentarios aparecidos en relación con el vídeo grabado sin autorización».

El dueño de Niu d’Infants hace hincapié en que «la mayoría de padres» les han apoyado a pesar de todo. «La difícil decisión adoptada tiene por objeto atender al interés de los padres y de los menores y evitar cualquier duda sobre el buen hacer profesional de nuestra guardería». En el comunicado destaca que en ocho años de actividad «nunca ha existido el más mínimo problema ni reclamación, por lo que nos sentimos respaldados tras los servicios que hemos prestado hasta la fecha».

Noticias relacionadas

Uno de los motivos del cierre ha sido el descenso en el número de niños que acuden a la guardería después de los comentarios e informaciones aparecidas en los últimos días. «Contrariamente a lo que sería nuestra voluntad, nos vemos obligados a adoptar tan difícil decisión hasta que la penosa situación en que nos hemos visto involucrados se aclare debidamente».

La escoleta Niu d’Infants ha puesto en manos de sus asesores las acciones legales que pudieran ejercitarse contra las personas responsables de lo sucedido.

El vídeo se difundió el martes pasado por la mañana. Una vecina grabó desde la ventana de un piso las imágenes de la encargada zarandeando a la menor y las publicó en un grupo cerrado de Facebook: Milanuncios Mallorca. El vídeo se hizo viral enseguida. La Policía Local de Palma se desplazó hasta la escoleta, situada en la calle Sant Rafael, y hablaron con la responsable. La Policía Nacional se hizo cargo de la investigación por un presunto delito de maltrato.