Momento en el que Freddy Escobar, hermano del asaltante fallecido, se disponía a pasar a disposición judicial, en Manacor. | Alejandro Sepúlveda

35

La juez ordenó este miércoles el ingreso en prisión preventiva sin fianza para los tres detenidos del robo en Porreres en el que falleció Mauricio Escobar a manos del dueño de la casa. Tras declarar los implicados en el juzgado de instrucción número uno de Manacor, pasada la medianoche, se decretó el ingreso en la cárcel de Freddy, el hermano del fallecido, Marcos R.V., que en su declaración se situó como conductor y en la que señaló a José S.L. como ideólogo.

El primero en prestar declaración fue Freddy Escobar, que se derrumbó. Confesó su participación. El joven colombiano, que se entregó el pasado lunes, aseguró que los dos mallorquines, Marcos Rotger Vidal y José Sánchez Lara ?Pep Merda?, les habían dejado tirados durante el asalto a la casa de Porreres.

Noticias relacionadas

Por su parte, Marcos Rotger aseguró que ejerció de conductor en el robo. Presentó como ?ideólogo? del asalto a su amigo José Sánchez., que era el que conocía a los hermanos, y se encargó de las vigilancias al chalet diez días antes. Motivados por la falta de dinero y de trabajo, urdieron el plan junto a Freddy en la Colònia de Sant Jordi y al día siguiente, sobre las 4.30, fueron hacia Porreres con un Volkswagen Polo de color blanco de su hijo.

Prisión para los tres atracadores de Porreres

Marcos Rotger admitió haber participado de la logística e incluso haberles ofrecido una pistola de fogueo y un cuchillo a los colombianos, que rechazaron las armas. Relató que llevaban herramientas, patas de cabra, dos pasamontañas que le habían encargado cuando los dejaron en el camí de Son Vells. Se citaron para dos horas más tarde. Durante ese tiempo regresaron a Campos para tomar café y estar en sus casas hasta las 7.00. Al volver al lugar acordado, sus compinches no llegaban y se fueron a Porreres a tomar café antes de ir de nuevo a Campos y cambiar de coche, un Ford de la madre de ?Pep Merda?. De nuevo en el camino de la casa de Porreres se toparon con Freddy completamente fuera de sí. El colombiano se subió al coche gritando que habían disparado a su hermano, que tenía «las tripas fuera» y que estaba muerto. Les explicó que el dueño de la casa aprovechó un despiste para disparar a Mauricio. Freddy amenazó al conductor para que lo llevara a Palma.

Marcos Rotger confesó haber participado en un robo anterior en la misma casa durante el puente de la Constitución junto a ?Pep Merda?, Freddy y un hombre de origen magrebí.