José Ignacio Herrero, abogado. | T. Ayuga

24

El abogado José Ignacio Herrero ha solicitado amparo a la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Balears al sentirse víctima de ataques del juez Manuel Penalva y del fiscal Miguel Ángel Subirán. Herrero ya solicitó el cambio del juez Penalva de una pieza derivada del ‘caso Cursach’, al cuestionar su imparcialidad.

El citado letrado remitió hace unos días un escrito de protesta al juzgado y otro a la Fiscalía General del Estado. En ambos, argumenta que el titular del juzgado de Instrucción 12 de Palma, Manuel Penalva, es «parcial» y «vulnera los derechos constitucionales». También carga contra el fiscal Subirán por su «falta al respeto a los declarantes y al letrado de la defensa». Herrero aporta una serie de pruebas y relata situaciones acaecidas durante el proceso.

En el escrito al Colegio de Abogados, el jurista afirma que el jueves 17 de agosto, a las 14.06 horas, recibió una llamada para presentarse a las 10 de la mañana del día siguiente en el juzgado. Se le convocaba para una nueva excarcelación de su patrocinado. Herrero contestó por escrito que le era imposible acudir y solicitó «de nuevo que se hicieran las citaciones como corresponde a la lecrim (Ley de Enjuiciamiento Criminal)».

En su escrito, Herrero asegura que el juez le contestó «con una insultante diligencia, en la que se ironiza sobre mis vacaciones y forma de actuar. En esa diligencia también se expresa el desprecio por la labor de los letrados del turno de oficio y la falta de respeto al derecho a la designación de los letrados de libre designación».