Imagen de archivo de la operación llevada a cabo en el Port d'Alcúdia. | A. Sepúlveda

6

La Guardia Civil en Baleares ha desmantelado 64 puntos de venta de droga en la Part Forana en el último mes, como resultado de distintas operaciones contra el narcotráfico que ha llevado a cabo en varios municipios de Mallorca.

La operación Llamps contra el tráfico de drogas en Palma y comarca de Llevant, que se ha llevado a cabo esta misma semana, ha sido la última realizada por los agentes de la Guardia Civil contra el tráfico de drogas y la venta de sustancias estupefacientes en la Isla.

Así, la operación se desarrolló el pasado día 14 y contó con la participación un total de 140 agentes que irrumpieron en 20 domicilios de las localidades de Palma, Manacor, Cala Rajada, Capdepera e Inca y procedieron a la detención de 14 personas como presuntos autores de los delitos de organización criminal y tráfico de drogas.

Investigación

Noticias relacionadas

La operación Llamps, se inició el mes de noviembre de 2016, y en ella se ha investigado a una organización criminal, dedicada al tráfico y venta de drogas en Mallorca, sobre todo en la Part Forana.

Esta organización, introducía la droga en la isla por vía marítima, y posteriormente la distribuía a través de diferentes puntos de venta y colaboradores.

Se ha comprobado que era una organización muy activa, ya que no solo distribuía la droga, sobre todo cocaína, además de heroína, a través de puntos de venta, sino que en algunas de las zonas, sobre todo en Capdepera y Cala Rajada, vendían las sustancias estupefacientes en vía pública.

Para ello, el comprador contactaba telefónicamente con los vendedores y concertaban las citas en las zonas de ocio, tanto en la calle como en locales de copas y una vez allí realizaban la transacción.

Zulos en el campo

Uno de los datos más destacados que indica el grado de «profesionalización» de la banda, y que más trabajo ha dado a los investigadores, es que la organización contaba con zulos repartidos por el campo y el monte de la geografía de Mallorca en los que ocultaba el dinero y la droga.

Practicaban esta medida de seguridad que practicaban, con la finalidad de que en caso de registro en el domicilio del supuesto narco, no le fuera hallado ni droga ni dinero.

Los investigadores pudieron constatar que se trata de una de las organizaciones de venta de droga al «menudeo» más importante de las desmanteladas en los últimos años, dado que los detenidos abastecían a unas 500 personas de una manera continúa.

La investigación la han llevado a cabo efectivos de Policía Judicial de las localidades de Algaida y Manacor y de el Equipo Crimen Organizado (ECO) pertenecientes a la Guardia Civil de Baleares.