Fernando Blanco junto a su hija Nadia Nerea. | Redacción Digital

35

«Mucha parte de la historia de mi hija Nadia es verdad, pero hay partes muy exageradas por el temor de perder a mi hija. Quiero aprovechar para pedir perdón a todos los que se pueden sentir engañados. Lo siento mucho». Así comenzaba Fernando Blanco, padre de Nadia Nerea, su intervención telefónica en el programa Espejo Público, de Antena 3 Televisión.

«Sí que fui a Afganistán y busqué un médico, pero no estuve en una cueva». El padre de Nadia reconoció que también había engañado a su mujer. Según su relato, le decía que iba a visitar a médicos en Estados Unidos y lo único que hacía era llevar a su hija enferma a curanderos. «No fui a Houston, llevé a mi hija a un curandero», añadió Blanco.

Juan Francisco Boned, fiscal jefe de Lleida, también anunció la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía de Menores. El titular del Juzgado de Instrucción 1 de La Seu d’Urgell (Lleida) ordenó este lunes la inmovilización de las cuentas bancarias del padre que pedía dinero para su hija enferma, Nadia Nerea, y que recaudó 150.000 euros para una supuesta operación en el extranjero.

En Biniali no pagó el alquiler

Fernando Blanco, padre de la menor Nadia Nerea, se marchó de Biniali sin pagar el alquiler. Dejó la vivienda en un estado lamentable.

Imágen del estado de la vivienda de Biniali.

Noticias relacionadas

Un familiar de la propiedad apunta que Blanco estuvo viviendo durante dos años en la casa y que tuvieron muchos problemas para poder sacarlo. «Siempre nos engañaba y nos dejó la vivienda destrozada».