El padre de la menor, junto a la pequeña y su madre, en una imagen de archivo. | Maria Nadal

6

Un juez de La Seu d'Urgell (Lleida) ha abierto una investigación por posible estafa en la recogida de fondos impulsada por un padre de Organyà (Lleida) para curar la enfermedad de su hija Nadia y ha ordenado inmovilizar las cuentas que recaudaron los donativos.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juzgado de instrucción número 1 de La Seu d'Urgell ha abierto diligencias para investigar posibles irregularidades en la recogida solidaria de fondos impulsada por el padre de la menor, que en cuatro días recaudó 153.000 euros.

Además, el magistrado ha pedido que se le aporte toda la información médica relacionada con la enfermedad de la menor, que ha encargado sea examinada además por un médico forense.

El juez investiga la campaña solidaria a raíz de las sospechas apuntadas por el periódico El País, que tras una investigación propia y consultas a expertos en tricotiodistrofia -la enfermedad rara con origen genético que supuestamente sufre Nadia- ha concluido que el relato con que el padre de la menor recaudó 153.000 euros en donaciones es falso.

La versión del padre

Noticias relacionadas

Fernando Blanco, el padre de Nadia, ha admitido este lunes que la historia que ha explicado hasta ahora tiene «partes muy exageradas».

En declaraciones a Espejo Público recogidas por Europa Press, ha justificado su relato «por temor a perder» a la niña, ha pedido perdón a todos los que se han sentido engañados y ha dicho que está devolviendo el dinero.

Blanco ha explicado que no llevó a su hija a un hospital de Houston, en Estados Unidos, sino que la trató con curanderos, y ha asegurado que también engañó a su mujer en este aspecto.

Preguntado por qué partes de la historia ha exagerado, ha señalado: «Que mi hija está muy enferma. Que está en riesgo de muerte. Esto dicen los médicos que no es verdad».

Sobre si viajó a Afganistán para buscar a un médico que vivía en una cueva, ha dicho haber estado en este país buscando a un médico, aunque ha admitido que el detalle de la cueva no es cierto.

Preguntado por el verdadero estado de salud de la menor ha dicho que «tiene una enfermedad rara que solo afectaba a la piel», y ha criticado que muchos médicos que la trataron ahora se han desentendido del caso.