Concentración de repulsa por el el último crimen machista registrado anoche en la localidad leonesa de La Virgen del Camino, que acabó con la vida de Juana Monje. | Efe

8

Por «humanidad», Juana Monge, la mujer de 54 años supuestamente asesinada este jueves por su exmarido en la localidad leonesa de La Virgen del Camino, había decidido en las últimas semanas volver a vivir con él, ya que estaba enfermo de cáncer y estaba recibiendo quimioterapia.

El alcalde del municipio de Valverde de la Virgen, David Fernández, ha explicado este viernes que, pese a que desde el pasado septiembre pesaba una orden de alejamiento de su exmujer, ésta decidió retomar el contacto «por humanidad» debido a que la enfermedad que padecía estaba en una fase muy avanzada.

Anoche, Roberto Menéndez, de 60 años, que se había separado recientemente de su exmujer, al parecer acabó con la vida de ésta con un hacha y posteriormente se ahorcó.

En declaraciones a los periodistas ante el Ayuntamiento de Valverde de la Virgen, municipio al que pertenece la localidad de La Virgen del Camino, donde de han guardado dos minutos de silencio por el crimen machista, el regidor ha reconocido que las desavenencias de la pareja eran conocidas, aunque «nadie podía imaginar lo que ha pasado».

«Es un drama y no tiene explicación y todo el pueblo está consternado sin que pueda dar crédito a lo que ha sucedido», ha declarado.

El alcalde ha sostenido que en este caso se han seguido todos los protocolos de protección de las víctimas de violencia machista, y ha recordado que la Policía Local habló con la víctima este jueves para ver si todo estaba bien y le conminó a que avisará al mínimo problema.

«No ha fallado nada, lo que ha pasado es fruto de la buena fe de Juana que había decidido cuidar a su exmarido y ese acto de generosidad es lo que ha hecho que ella bajara la guardia y se haya producido esta desgracia», ha reflexionado.

Noticias relacionadas

La víctima solía pasar temporadas con una hija que vive en Ávila -el matrimonio tenía dos hijos en común-, aunque hacía varias semanas que había regresado al pueblo por el agravamiento del estado de salud de su exmarido.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en León, Teresa Mata, ha explicado que la investigación sigue abierta y ha reclamado un esfuerzo adicional para combatir la violencia machista.

Ha asegurado que el protocolo no ha fallado, ya que este jueves se habló con la mujer, que trasmitió a la Policía Local que estaba tranquila y no temía por su integridad, aunque ha reconocido que «hay imponderables que no se pueden controlar», en alusión a la decisión de la víctima de retomar el contacto con su exmarido para cuidarle.

En la concentración, en la que han participado casi medio millar de personas, también ha estado presente la directora general de la Mujer de la Junta, Esperanza Vázquez, quien ha ofrecido al apoyo de la administración a la familia de la víctima, «en todo lo que necesiten para que puedan superar esta trágico acontecimiento».

Los hechos se produjeron anoche, cuando en torno a las 21.30 horas un vecino llamó a la policía local del municipio leonés de La Virgen del Camino, tras ver un hilo de sangre saliendo por debajo de la puerta de un garaje de una vivienda.

La Policía se encontró con dos cadáveres, el de la mujer, que presentaba diversas heridas de arma blanca, causadas por un hacha, y el de su expareja, que se había ahorcado.

De confirmarse que es un caso de violencia de género, sería la 39 mujer asesinada este año en España por violencia machista en España, y la sexta en Castilla y León, con otros ocho casos en investigación.

Además es el segundo caso mortal de violencia machista en España en esta semana, tras la muerte de Celia Navarro Miguel este miércoles en Palma, y el cuarto que registra Castilla y León en el último mes y medio.