Maribel, la madre de la niña. | Redacción Sucesos

142

«Nosotros vamos con la verdad por delante. Y todo lo que contamos se puede confirmar. Si el fiscal dice que las lesiones de mi hija no eran muy serias, ¿cómo puede explicar que quedara hospitalizada en Son Espases? Los médicos no te ingresan por cualquier cosa».

Maribel, la madre de la niña de Son Roca, se mostró este viernes dolida con la versión del fiscal superior, Tomeu Barceló, que le quitó importancia a la agresión en el colegio. «Tenemos los partes médicos de mi hija y son muy claros. Hablan de un traumatismo en la cabeza, de una pequeña fisura en una costilla y de contusiones en un pie y una pierna. Después, cuando le hicieron la ecografía, descubrieron líquido en el riñón, debido a un desprendimiento. Mi hija ha estado con analgésicos y calmantes y todavía no ha vuelto al colegio. Pero parece que la agresora es ella», añadió. «A mi hija le pusieron una vía y la dejaron en preoperatorio, por si era necesario intervenirla de urgencia. Afortunadamente no hizo falta, y todo salió bien. Pero es injusto que ahora quieran hacer creer que no pasó nada. Vamos a seguir luchando porque se sepa toda la verdad y hemos contratado un abogado», explicó la progenitora.

De forma oficiosa, muchos profesores del colegio de Son Roca han mostrado su acuerdo con las palabras del fiscal, que ha cerrado la investigación porque los menores son inimputables. Sostienen que se trató de un «hecho puntual» y que es injusto «criminalizar» a los menores implicados porque «no fue una agresión brutal». Fuentes de Educació mantienen que la actuación de los maestros fue la correcta y dejaron entrever que la familia ha magnificado los hechos.

Noticias relacionadas