El edificio ocupado ilegalmente en Cala Rajada está ubicado a la entrada del núcleo turístico. La Guardia Civil del cuartel de Artà está investigando el caso. | Guillem Mas

46

La Guardia Civil de Artà investiga a dos mujeres que ocuparon de forma ilegal un piso de un edificio nuevo de Cala Rajada y después fueron alquilando por internet todas las casas del inmueble.

El caso se descubrió cuando en un conocido portal de internet se publicó un anunció que decía lo siguiente: «Se alquilan nuevos pisos a estrenar en Cala Rajada, sin amueblar, muy buena zona. 500 euros. Luz y agua incluida».

El dueño de la construcción interpuso una denuncia contra la ocupación ilegal y posterior comercialización de las casas, y la Benemérita abrió una investigación que ya está muy avanzada. En los próximos días está previsto que los agentes actúen contra las dos denunciadas mallorquinas, que están plenamente identificadas.

Los beneficios económicos que han obtenido con los alquileres irregulares han sido muy elevados. Los investigadores creen que la ocupación ilegal comenzó en el mes de abril y se ha ido ampliando de forma paulatina.

El Ayuntamiento de Capdepera también está al tanto de la situación, aunque desde el consistorio se espera la actuación policial y judicial para tomar una determinación.